1. Home page /
  2. What to do /
  3. Blog /
  4. Benissa, uno de los pueblos costeros...
Back

Benissa, uno de los pueblos costeros de Alicante

 

Benissa es un municipio costero de Alicante que cuenta con un gran término municipal, lo que le da la oportunidad de tener, costa y montaña. Benissa costa dispone de 4 km de playas y calas con mucho encanto. En este pueblo de la costa de Alicante, además de adentrarnos en el medievo a través de su centro histórico, podemos disfrutar de un paseo ecológico de casi 3 km de distancia.

Paseo Ecológico

Si comenzamos el recorrido desde la Playa la Fustera (tramo sur), nos encontraremos con una antigua cantera de piedra tosca, material muy utilizado en la construcción de las casas del centro histórico de Benissa. Si continuamos, el sendero nos llevará al Club Náutico de les Bassetes, donde además de disfrutar de las vistas al Peñal de Ifach (Calpe), podremos practicar deportes náuticos, como el buceo o el snorkel. Si continuamos la senda, llegaremos a las calas y playas de Calpe.

Si seguimos por el tramo norte, llegaremos a la Fustera, una playa de arena blanca, en cuyos fondos domina la posidonia. La conocida como Posidonia Oceánica, es una planta marina con flores, frutos, hojas, semillas, raíces y tallos. Es exclusiva del Mar Mediterráneo, e indica buena calidad del agua del mar, ya que necesita aguas claras, limpias, bien oxigenadas y sin contaminación. La siguiente cala que nos encontraremos es la Cala Pinets, por dónde si bordeamos las rocas podemos llegar a la conocida Mar Morta. Más adelante, nos encontraremos con la Cala la Llobella, una cala salvaje de roca, ideal para practicar snorkel. Si continuamos por el sendero, llegaremos a la Cala Advocat, una pequeña playa de arena, con un peculiar espigón, por el que se puede pasear. Por último y no menos importante, puedes visitar la cala más grande y de canto rodado: la Cala Baladrar. A esta se debe acceder en coche, ya que el paseo no llega hasta aquí.

 

“Les seques de gener”

Si vamos a la playa en invierno, nos encontraremos con un fenómeno muy curioso, conocido como “les seques de gener” (las secas de enero). En esta época del año, baja el nivel del mar, lo que permitía antiguamente recoger erizos de mar, ortigas y almejas (cosa que actualmente está totalmente prohibido).

Microreserva de flora

En Benissa, uno de los pueblos costeros de Alicante, existen desde el 1999 dos microrreservas de flora, es decir, pequeñas áreas de terreno protegidas, más concretamente en la Cala les Bassetes y en la Cala la Fustera. En estas cala, habitan dos plantas especiales, la Jarilla de Cabeza de Gato y el Tomillo aceitunero, también conocido como “Pebrella”.

¡Vén y anímate a visitarnos!